Evo Morales podría vivir en el Castillo de Chapultepec

Aunque el presidente Lopez Obrador dice respetar la soberanía de los países y no meterse en sus asuntos internos, al ex-presidente de Bolivia Evo Morales le ha ofrecido asilo político y lo reconoce como presidente de esa nación a pesar del fraude electoral por el que reclamaron y protestaron de manera multitudinaria los bolivarianos.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard hizo el anuncio públicamente después de la renuncia presentada por Morales el día de ayer.

Hoy, ha solicitado también una reunión con carácter de urgente con la OEA para explicar el silencio del organismo frente a Bolivia.

No sería nada extraño que el asilo incluya vivir en el Castillo de Chapultepec o en algún edificio de 29 pisos en la zona lujosa de Santa Fé, ya que su costumbre de vida así lo requiere.

Total, si el presidente López Obrador vive en un Palacio, porque no Evo Morales lo haría en un Castillo.

Mientras nuestro país se desmorona debido a una recesión económica grave en donde en donde en tan solo once meses se han perdido dos puntos del PIB; en donde la inseguridad y la violencia siguen aumentando; en donde el narco sigue ampliando sus tentáculos de poder; en donde se niegan medicinas y servicios médicos a los más pobres y en donde tenemos una alta tasa de desempleo así como cierre de negocios y empresas, el gobierno federal se dedica mejor a hacer “caravana con sombrero ajeno” y a tratar de demostrar falsamente la idea de país democrático y respetuoso.

Si en realidad su ideología de respeto fuera cierta, el gobierno de AMLO debería de empezar por no avalar el gobierno de Jaime Bonilla en Baja California, no aceptar la tranza que hizo el senado en la votación para la presidenta de la CNDH,  ni promover ahora el despido de Lorenzo Córdova del INE.

“El que es buen juez, por su casa empieza”

 

Share

Deja un comentario