Niño de 8 años se suicida porque le quitan el celular

En este espacio hemos insistido constantemente en la necesidad de controlar el uso del celular en niños y adolescentes -y sería bueno que hasta en muchos adultos- ya que el exceso genera adicción que ocasiones puede resultar fatal.

Kevin, un niño de tan solo 8 años de edad, no soportó que su abuelo le quitara el teléfono celular para que conviviera con la familia.

Ante tal hecho, el niño explotó de ira negándose a platicar con ellos dirigiéndose a su habitación.

Los resultados del primer peritaje realizado por la Policía de Investigación indican que Kevin, se asfixió con las agujetas de uno de sus tenis, la cual se enroscó en el cuello y amarró a su cama; ejerció tanta presión que en tan solo dos minutos acabó con su vida.

El incidente ocurrió en un domicilio ubicado sobre la calle Nopal de la colonia Atlampa, en la alcaldía en Cuauhtémoc.

 

 

Share

Deja un comentario