Madres de familia por encima de la Constitución; apúntale ahí SEP

¿Y la educación sin cuotas?

Las dueñas de la escuela, que diga, la mesa directiva de padres de familia de la primaria Eusebia Banda Sevilla, en Altamira, Tamaulipas decidieron cometer un delito constitucional al negarle el acceso a la educación a los hijos de Edith Rivera y Erick Ávila por no pagar las cuotas voluntarias. El artículo tercero de nuestra Constitución es muy claro y especifica que nadie puede ser privado de tal derecho y mucho menos por no pagar cuotas que además son voluntarias.

Lo grave del asunto es la apatía de los directivos de la SEP, pues los padres de familia han secuestrado la escuela y han creado una mafia por la educación, cobran copias, boletas, festivales y todo como si tratara de una escuela privada, algo que a la supervisora de la zona Petra Ramírez, al parecer le tiene sin cuidado, pues se habría puesto de acuerdo con el jefe de la zona escolar 31 para darle la orden de no permitir el acceso al director del plantel.

Aquí el video.

En provincia la vida de las escuelas públicas es muy diferente que, en las ciudades, no hay dinero para fumigar por mosquitos, no hay libros de texto nuevos, los uniformes son muy caros, las escuelas se mantienen de lo poco que recaudan estos caciques, sin embargo, este funcionamiento tampoco es adecuado.

En México la educación es costosa y todos deben de jalar parejo, se nota a leguas que estas personas cuentan con el poder adquisitivo para pagar las cuotas, sin embargo, nadie puede exigir a otra persona a realizar algo que no está en el reglamento.

Estas promotoras de la ignorancia, lo único que hacen es poner más turbios los ingresos de una escuela y un municipio que tiene problemas para conocer cuales son sus recursos reales, además de el terrible delito que cometieron exigen que los niños cambien de tutores, algo que es simplemente risorio, pues ellas no son quien para exigir un pago ni para decidir sobre la vida de un menor.

Autoridades del estado deben de intervenir para vincular a proceso a estas personas y que puedan retomar la libertad de las aulas, se necesitan más recursos, pero no es entre nosotros que se deban exigir queridas “madres de familia”.

Debes leer:

El papá del “angelito” gritaba por ver a su hijo

¿Cuál es la verdadera historia de ‘El Chupas’?

Hay cosas que no cambian con algunas “personas”

Servidor público agarra la fiesta en lugar equivocado

¿Puede revisarte arbitrariamente la Guardia Nacional?

El misterio del restaurant Carreta del Pacífico

CAA

Share

Deja un comentario