Majadera de Querétaro, no respeta promociones ni reglamentos

¡Pésima experiencia!

Queridos asiduos de las lecturas ácidas y contundentes. El sábado 6 de julio invité a la ciudad de Querétaro a mis primos que viven en Toluca para pasar una noche “bomba”, ya saben realicé el escrutinio de los “mejores” antros y bares en Querétaro, pero, no terminaba por convencerme, pues después de ser papá, lo más lejos que he ido sin mi criatura es al cine, luego de analizar “Pepe el Toro” y “Adiós Amor” (otros bares-antros en la ciudad), decidí que la mejor opción sería la cercanía y cometí el terrible error de ir a la Majadera, ubicado en Bernardo Quintana 109. Les enumero la terrible peripecia que comenzó a las 23:10 horas.

En fin, luego de la titánica tarea de dormir a mi bebé y conseguir que mi sobrino se quedara cuidándolo, junto con mi señora, mi cuñada, mi primo, mi otro primo y su novia nos dispusimos a salir con toda la actitud, tomamos Uber como buenos fiesteros responsables y al llegar al lugar la primera sorpresa.

¡La promoción es un gancho! Resulta que una de las razones por las que decidimos acudir al lugar era por la promoción, al llegar nos dijeron que no, que no la podían respetar y que únicamente nos podrían dejar las tres botellas por $2.100.00 pesos, 15 aguas y una jarra de jugo si queríamos vodka, a lo que accedimos, pues, ya habíamos pagado un cover de $100.0 pesos, que tampoco se comentaba en la publicación, en fin, luego del trago amargo, las cosas continuaron.

Dentro del recinto había al menos 10 letreros de “prohibido fumar”, pero, todo mundo fumaba dentro, la tercera inconsistencia de la noche, que es admisible pues era más cómodo que salir a cada rato.

En cuanto llegas te cobran el servicio, otra cruel y triste circunstancia, pues nadie te puede mandar la cuenta, si tu no la has solicitado.

Hasta ahí, todo era aparentemente “normal”, había violaciones a Ley Federal del Consumidor, pero hasta cierto punto eran entendibles.

La música era sumamente fuerte, muy, muy, muy pasada de moda, y la banda sinaloense, tocaba bastante mal, pero todo valía la pena por estar con tus mejores amigos y compartir un rato agradable después de tanto tiempo sin verse, pero algo detonó mi irá como consumidor y solicité hablar con el gerente.

Pedí un vaso con agua, un miserable vasito de garrafón con agua, un vaso de agua potable como la Ley de Establecimientos Mercantiles en su artículo 28 lo dicta, toda el agua potable que requieras durante tu estancia en un restaurant o bar debe ser gratis, y no se te puede cobrar, pues estas consumiendo, pagué $2.100.00 pesos por una promoción de $999.00 pesos, di $500.00 pesos de propina, por que entiendo que es su trabajo y ellos no tienen la culpa de que los dueños de la Majadera de Querétaro no les interese en lo más mínimo la Ley Federal de Consumidor y no me pudieron “regalar” un vaso con agua, ¿sabrán ellos, queridos vendedores de bebidas alcohólicas que cuando vendes bebidas embriagantes, necesitas hidratarte con agua?

Pues bueno, para no hacerles el cuento largo, cuando solicité hablar con el gerente, me dijo: no está y hazle como quieras, me llevé un terrible trago amargo y me gustaría que nadie más se lo volviera a llevar, los negocios, de cualquier giro en cualquier parte de México, se regulan por la Ley Federal del Consumidor, esa ley que obliga a todos los establecimientos a no discriminar a tener calidad en su servicio y cumplir con las normas fijadas.

Así que acá les dejo sus derechos como consumidores cuando salgan a un antro o bar, señores, ustedes están pagando por un servicio y ellos como vendedores deben de cumplir en cabalidad cada uno de los puntos:

-Los precios deben de estar a la vista o en la carta, y en caso de no respetar las promociones que comparten en redes sociales puedes solicitar hablar con el gerente.

-No hay consumo mínimo.

-La propina es voluntaria, en caso de que el servicio haya sido malo o no quieras pagarlo simplemente no estás obligado, pues son los patrones los que están encargados de la manutención de sus trabajadores.

-No discriminación, los “cadeneros” no pueden decir quien entra y quién no.

-El agua potable es gratis, el artículo 28 de la Ley de Establecimientos estipula que todos los establecimientos que vendan bebidas alcohólicas deben de tener agua potable gratis para sus clientes y está no debe ser embotellada.

-No puede haber consumo constante, en el momento donde tú ya compraste un peso en un lugar, antro, bar o cafetería, tu puedes permanecer en la mesa y lugar que tu decidas sin ningún inconveniente, además de que nadie te puede cobrar por la mejor mesa ni pedirte que consumas una botella para tenerla.

Señores ustedes son los que deciden entrar al mundo empresarial y obtener ganancias cuantiosas a través de los negocios, respeten la Ley Federal del Consumidor de su estado y municipio, conozcan cuáles son sus obligaciones y traten de dar una imagen transparente de su patrimonio.

¿Se imaginan cómo serán los trabajadores o dueños de La Majadera? Ni siquiera tienen el mínimo respeto por sus clientes, violan las leyes del país y encima se burlan de nosotros diciéndonos que venden gracias experiencias.

Queridos a ustedes el nombre les queda muy bien por que su trato hacia los clientes si que es una majadería.

Recuerden los números de Profeco, para cuando les toqué ir a un bar de mala muerte como este, 01-442-223-5722.

También les dejo acá la Ley, para que le echen un ojo. ¡Majaderos! Ley Federal del Consumidor.

Debes leer:

Nuevo ataque de pitbull a niño ¡sepárenlos!

Madre corre por su hija; nadie le ayuda

¿Qué pasó realmente con el “abuelito abandonado”?

www.alternativo.mx/2019/06/joao-maleck-marca-la-historia-de-unos-recien-casados

¡Dejen de ver el celular mientras están con sus hijos!

¿Qué pasó realmente con el “abuelito abandonado”?

Hay empresas que hacen todo por satisfacer a sus clientes

CAA

Share

Deja un comentario