¡Ya estuvo! Asaltante suplica que se detengan

¿También adoran los finales felices?

En Naucalpan, Estado de México, una “persona” despojó de su celular a una mujer, al ser alcanzado por los pobladores, comenzó su “tormento” el ladrón fue golpeado en repetidas ocasiones con patadas, e incluso una llanta de bicicleta.

El tipo imploró que se detuvieran que había sido un robo limpio y no le había hecho daño a nadie además de que “solo era por un celular”.

En México los linchamientos han incrementado 150%.

La falta de garantías por parte de las autoridades así como la ignorancia de ciertas poblaciones terminan en una tragedia, pues el castigo de un asaltante o delincuente debe ser la cárcel, sin embargo muchas veces esto no sucede, la impotencia ocasiona que los afectados quieran la justicia por propia mano.

También hay caso donde “los rumores” se apropian de lugares recónditos de México, un rumor donde dicen que tal persona a violado a tantos niños, sin ni siquiera saber si es real o no, termina siendo un asesinato de personas inocentes, así ha pasado con trabajadores de la construcción o del INE, que han ido a comunidades y han terminado siendo asesinados únicamente por no conocerlos.

¿Hasta dónde debemos ser capaces de actuar como seres humanos para creer que nosotros decidimos el futuro de una vida?

Debes leer:

Retén evita una gran injusticia

Metro Pantitlán deja de funcionar

Una aventura en el aire termina en tragedia

Mujer se “distrae” discutiendo; final inesperado

Patrulla escolta a hombre; al bajar lo asaltan

La niña no dejó de ver su tablet

CAA

Share

Deja un comentario