Intercambió a cinco mil recién nacidos solo por diversión

La enfermera del Hospital Universitario de Lusaka en Zambia, Elizabeth Bwalya Mwewa, se encuantra en fase terminal con cáncer y para poder morir tranquila ha decidido confesar que durante sus años de trabajo de 1983 a 1995 intercambió a unos cinco mil recién nacidos “sólo por diversión”.

“Deseo confesar mis pecados ante Dios y que todas las personas afectadas, en especial las que dijeron a luz durante mi servicio, que son cerca de cinco mil bebés”, dijo la mujer.

La situación ha provocado múltiples reacciones en la comunidad de Zambia, sin que hasta el momento de haya verificado o desmentido dicha información.

 

Share

Deja un comentario