Algunos de los récords Guinness más inusuales del mundo

El libro de los récords Guinness del año 2019 fue publicado a finales del año pasado y ya está disponible en las estanterías y librerías digitales como la Casa del Libro. En este libro se hace una compilación de los récords marcados ya sea por las personas, o por la naturaleza. Aunque este libro contiene algunos de los datos más interesantes y asombrosos del mundo, como una muestra de que no existen barreras, también cuenta con algunas de las marcas más extrañas. De hecho, México cuenta con más de 2000 récords Guinness, dentro de los que se encuentran el hombre más peludo del mundo, la preparación del aguachile más grande del mundo y la mayor cantidad de personas besándose al mismo tiempo. Por esta razón hacemos una pequeña recopilación de algunos de los récords más inusuales de los últimos años.

  1. La mayor cantidad de dados en la pata de un gato:

Se trata de Bibi, un gato de Malasia cuya labor es esencialmente quedarse muy quieto mientras su dueña apila dados en su pata. La marca de dados balanceados hasta el momento son 10. Y siguiendo con animales curiosos, otra marca registrada en el último año es el de 100 globos estallados en menos de 30 segundos. El ganador es Toby un Whippet canadiense, que logró estallarlos en el tiempo récord de 28.22 segundos.

  1. El mayor número de casinos visitados en 24 horas:

Son muchas las marcas que se han impuesto en casinos. La mayor cantidad de tiempo jugando Blackjack, 51 horas y 33 minutos, logradas por el maltes Stephen De Raffaele en el casino Oracle. El Jackpot de tragamonedas en línea más alto de la historia, cerca de 20 millones de dólares, conseguido por Jon Heywood mientras jugaba en línea en el tragamonedas Mega Moolah en Betway Casino, y uno de los últimos alcanzados, 74 casinos en 24 horas, por Gary Meyer y Kimo Ah Yun en la ciudad de las luces, Las Vegas.

  1. El hombre vivo más pesado del mundo:

Este récord se queda en México, más precisamente en Guadalajara, donde reside Franco Salas. Ingresó al libro de este año con el peso que tenía en diciembre de 2016, cuando registró 594,8 kilogramos en la balanza. Sin embargo, después de estar durante 7 años sin salir de su habitación, logró entrar en tratamiento médico. Allí y tras someterse a tres cirugías, perdió más de 300 kilos en los últimos años y ya está caminando de nuevo.

  1. La cata de Tequila más grande del mundo:

Este año dentro de los Guinness récords masivos del país fue uno de los más destacados. También en Guadalajara, se reunieron 1.486 personas que guiadas por el maestro catador Jaime Villalobos hicieron la respectiva degustación de una de las bebidas más tradicionales del país. De esta manera lograron romper la marca impuesta solamente un día antes en el estado de Quintana Roo, donde se congregaron 1.448 personas. Otro de los Guinness grupales más destacados de la región fue la clase de robótica más grande del mundo, donde se agruparon 971 niños.

  1. Los más longevos del mundo:

El récord mundial de la persona viva más anciana, lo tenía Chiyo Miyako, que falleció a medidos de 2017 con 117 en Tokio, Japón. Pero para mostrar que ni siquiera la edad es una barrera en la vida. Y para demostrar que nunca es tarde Irene O’Shea, de 102 años se lanza en paracaídas y rompe récord mundial. Adicionalmente, los récords Guinness presentan a la Dj más longeva del mundo. SumiRock de Tokio, viaja por el mundo dando conciertos a sus 83 años, tras haber empezado esta carrera cuando tan solo tenía 77 años. Otro récord similar lo tiene Betty Goedhart, que a sus 85 años se consolida como la trapecista activa más veterana del mundo.

En conclusión, aunque muchos de estos récords más que insólitos parecen ridículos, son la representación de lo asombroso del poder de la naturaleza y de la mente humana. Estas marcas llegan a ser incluso inspiradoras, pues ni la edad, ni el tiempo, ni las condiciones físicas parecen ser barreras para estas personas y criaturas únicas.

Share

Deja un comentario