Editorial / Frío con frialdad

Un punto de vista diferente e irreverente

Alternativo.mx / Editorial

El día después de mañana

 

El viento polar que azotó al norte de Estados Unidos no hizo recordar la película que mostraba una ciudad de Nueva York hundida en el hielo.

Sin embargo, la realidad superó a la ficción ya que las imágenes que vimos de un Chicago congelado, nos hizo recordar que efectivamente algo está pasando con el calentamiento global.

No esperemos a que los líderes del mundo corrijan la situación, mejor hagamos lo que esté de nuestra parte para ayudar aunque sea un poco a nuestra única casa la Tierra.

¡Cobijémosla!

 

Nos dejó fríos

 

O

Y hablando de heladas, las últimas declaraciones de nuestro presidente nos dejó fríos.

Él nos ha confirmado que ya no habrá guerra contra el narco ya que ésta ha terminado.

Y con todo respeto preguntamos: ¿Y quién ganó?

Si además el robo a casa habitación, abuso sexual contra menores, feminicidio, robo a casa habitación, robo a transporte de carga, desaparición forzada, transporte de explosivos y portación de armas de fuego del uso exclusivo del ejército ya no fueron elevados al rango de graves, igualmente preguntamos: ¿Para qué insistir en una Guardia Nacional?

¡Estamos congelados!

 

Nada nos calienta

 

A los aficionados a la Fórmula 1, no les ha caído nada bien las palabras de la jefa de gobierno de la CDMX que considera oneroso la inversión de 400 millones de pesos para patrocinar este evento y prefiere mandar ese dinero al Tren Maya.

Los números son fríos pero cuando se tiene el dato del Instituto Mexicano del Deporte de la CDMX, el cual asegura que en 2017 el turismo deportivo dejó una derrama de 18 mil 500 millones de pesos, de los cuales el 66% lo generó el Gran Premio de México de la Fórmula 1, valdría la pena decirle a la señora que se asesore correctamente.

La F1 no es un evento de un solo día, la derrama económica que deja en turismo y servicios es enorme, sin embargo y lo más importante es que México se pone ante los ojos del mundo y mira que hemos quedado muy bien con ello.

Motor en frío.

 

¡Qué frialdad!

 

La de una mujer en Toronto, Canadá, que decidió fríamente manejar con hielo en su vehículo, sin embargo y lo más sorprendente o tal vez inconsciente, es que la señora iba manejando y con la mano izquierda iba quitando el hielo del parabrisas con una jalador.

¿Porqué no se paró más temprano y lo quitó desde su casa?

En verdad es increíble que todavía existan personas sin sentido común que actúen con total desfachatez.

 

¡Qué mujer tan fría!

 

Share

Deja un comentario