Los Servicios de Salud en Sinaloa, en terapia intensiva

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Una cosa es la salud de los sinaloenses, y otra la salud de los Servicios de Salud.

El proceso de atención a la salud, desde la prevención, el saneamiento ambiental, la detección oportuna de enfermedades, la protección específica, la atención primaria y de especialidades, la atención hospitalaria, los insumos básicos para operar las unidades de salud, el equipamiento e instrumental quirúrgico y, lo más importante, la seguridad en el empleo para los trabajadores de la salud, en fin, es una cadena operativa donde cada uno de los eslabones es trascendental, pero sin duda tener contento al personal operativo y administrativo es la diferencia entre funcionar bien, funcionar a medias o no funcionar.

La diferencia entre otros servicios y los de salud es la rivalidad entre la vida y la muerte. Si hay un paro de maestros o de empleados del Registro Civil, además de las molestias propias por el retraso en los programas escolares o en los trámites, no habrá mayor repercusión a la vida, pero si hay un paro de médicos o enfermeras está en juego la salud y la vida de los pacientes. Esto sí es dramático, por decir lo menos.

Un panadero sin harina, una costurera sin tijeras, un mecánico sin herramientas, un carpintero sin martillo y un médico sin equipo e instrumental adecuado, están destinados a la frustración en su desempeño.

Si además de la falta de instrumentos o insumos para el óptimo desarrollo de su actividad profesional, los prestadores del servicio de salud no cuentan con la seguridad en su remuneración laboral, entonces hay un efecto doblemente negativo para ellos y los pacientes.

La llegada del Dr. Efrén Encinas a la Secretaría de Salud fue como el cambio de turno hospitalario del domingo para el lunes: todo parece fluir despacio pero mejor, los signos vitales del enfermo (los Servicios de Salud) se empiezan a reestablecer y es probable que dentro de poco el paciente pase a piso y después se dé de alta para su total recuperación domiciliaria.

Todo indica que la recuperación del paciente tiene que ver con el nuevo antibiótico que consiguió el Dr. Encinas, que se llama citrato de dinerín.

Te recomendamos:

Neurociencia | Cada vez más hombres están disminuyendo su desempeño sexual

Neuropolítica | Perdedores de dinero, tiempo y poder

http://alternativo.mx/2018/08/neuropolitica-masoneria-masones-politica/

Share

Deja un comentario