Los hijos son una bendición, también orgullo y responsabilidad: Benjamín Gil

Por Fabricio Urías

Alternativo.mx / Para un padre, el orgullo más grande es que sus hijos puedan cumplir sus sueños y en este caso Benjamín Gil Aguilar, manager de los Tomateros de Culiacán, esa sensación la comienza a sentir con el mayor de sus hijos, Mateo Gil, quien el pasado 5 de junio fue protegido por la organización de Ligas Mayores Cardenales de San Luis en el draft de jugadores colegiales de MLB.

Al ser uno de los prospectos más interesantes del beisbol en Estados Unidos, Gil destaca que su hijo ha hecho un gran esfuerzo para poderlo jugar, claro sin descuidar sus estudios, actividades y preparación, que combina para destacar ya sea en una o en otra actividad.

“Me siento muy orgulloso de él porque son muchos esfuerzos los que ha hecho para alcanzar esas metas, que ahora lo importante va ser mantenerse con tal de que pueda cumplir sus sueños”.

Benjamín Gil señala que aun y cuando sabe que es la cabeza de una familia formada por su esposa Carly, sus hijos Mateo y Gehrig, da todo el crédito a su esposa, pues la mayor parte del tiempo ella se encargó de darles educación, atenderlos y estar en muchos momentos especiales.

“Sin duda alguna ella es la que merece el mayor de los créditos. Por mi trabajo muchas veces tuve que estar alejado. Hemos sido bendecidos por tener gentes de bien, con buenos principios y puedan formar una buena vida como personas de bien a la sociedad”, comentó.

Aunque no ha dejado de lado ni descuidado a ninguno de sus hijos, “El Matador” ha señalado en anteriores ocasiones que para Gehrig (hijo menor) sus prioridades no son en el beisbol sino el futbol americano y el estudio.

Hoy nos centraremos en la sensación que implica el haber visto cómo un equipo de Ligas Mayores toma en consideración a su hijo para en un futuro emular su historia.

El manager campeón en la Liga Mexicana del Pacífico expresa que siempre ha buscado inculcarle a sus hijos buenas cosas, principalmente el estudio y después el deporte, pero en una familia de beisbolistas lo más importante es que se preparen y salgan a darlo todo en la escuela y en el terreno de juego a la hora de entrar en acción.

Orgulloso de su hijo, Gil Aguilar comenta que el haberlo seguido de cerca su hijo como jugador activo en Grandes Ligas y en la LMP con Tomateros de Culiacán hacen que Mateo tenga esa noción clara de lo que es un jugador de beisbol profesional y lo único que le queda a Benjamín como padre es apoyarlo al máximo y buscar ser un pilar para Mateo en la búsqueda de sus objetivos.

“Por sus habilidades y la pasión que tiene, así como lo estudioso que es para el deporte son facultades que yo no tuve. Otra gente nos compara y eso no quiere, porque él quiere tomar su propio camino y darle su propia imagen a su carrera, pero lo que más orgullo me da es su carácter, su pasión y su dedicación a lo que hace. Él es un muchacho más entregado de lo que yo fui a su edad y está más enfocado en el terreno de juego de lo que yo hice”, detalló.

¿EL HIJO SUPERARÁ AL PADRE?

A los 17 años, la vida de Benjamín y la de su hijo Mateo son parecidas, sin embargo El Matador resalta que su hijo es más educado en la caja de bateo y hace más contacto con la pelota y con mejor poder. Sin embargo, subraya, “en la velocidad de piernas, las de su padre eran mejor”.

En cuanto a sus facultades a la defensiva, Gil padre señala que su brazo era muy fuerte.

“Si encontramos diferencias, creo que está al nivel de jugadores más granes, pues cuando yo tenía 18 años fue cuando me tomó en draft el equipo de Rangers de Texas. Y hablar de un año de desarrollo es mucho para un chamaco de esa edad”, agregó.

Por último, señaló que espera en Dios que esto sea el inicio de una carrera larga y duradera para su hijo, que el como padre espera que sea superado en todo lo que hizo a lo largo de su carrera como jugador de Grandes Ligas.

Te puede interesar:

Mi familia es lo más preciado y el motor que me impulsa a diario: Cuén

http://alternativo.mx/2018/06/trabajo-responsabilidad-legado-dejo-a-mi-hijo-jesus-valdes/

Share

Deja un comentario