El peor escenario con Trump y como México puede responder

Alternativo.mx | Desde que Donald Trump anuncio su candidatura describiendo a los migrantes mexicanos como violares y criminales, y prometiendo un hermoso muro pagado con dinero mexicano, las relaciones comerciales y políticas se han visto amenazadas, pero México puede responder.

Peor aún, desde que se dieron a conocer los resultados de las elecciones de EUA, la moneda mexicana ha reaccionado violentamente, sufrió su mayor caída histórica, llegando a niveles de más de $21 pesos por dólar.

En la política internar ocasiono que el Banco Central de México (Banxico) y la Secretará de Hacienda pelearan por el pronóstico de crecimiento en el 2017, siendo el del primero a la baja.

La visión de ‘juego de suma cero’ que Trump tiene del comercio internacional, no solo fue un arma retórica de campaña, sino hechos recientes demuestran que es una parte activa de su política. La incertidumbre del TLCAN es una fuente de estrés para la economía mexicana.

El peor escenario de entre los malos escenarios

Dentro de la retórica Trumpetiana, el proteccionismo comercial es un elemento importante, al igual que lo es cualquier cosa que lo haga popular, y no hay nada que lo haga más popular que la protección de empleos norteamericanos utilizando políticas proteccionistas.

Por lo anterior, para Trump el TLCAN tiene que desaparecer o se tiene re negociar de forma más ventajosa para EUA, que proteja los empleos que se han perdido en su país.

El peor escenario es un cumplimiento de muchas de sus promesas. Lo cual podría ser posible utilizando su poder ejecutivo y el control que tiene el partido republicano en el Congreso de la Unión. Recordemos, que al menos por dos años, el partido republicano tiene el control.

Para empezar, la deportación de inmigrantes es una decisión ejecutiva, lo único que tiene que hacer es reforzar la ley ya existente. Claro, el costo humano y monetario sería muy alto, pero si eso es algo que lo hace popular, seguramente no le importaría pagar el precio.

De lograr su cometido de deportar a millones de connacionales, el mercado laboral sufriría un shock de demanda. De un momento a otro el mercado tendría a un grupo de desempleado sin nicho en el cual emplearse, las consecuencias sociales no tardarían en aparecer.

En cuanto a las tarifas, se puede hacer, pero es más fácil decirlo que cumplirlo. Para empezar, las tarifas se imponen a productos, no a compañías, lo anterior afectaría todas las compañías que importen “x” productos a EUA, como los autos.

 

Foto: Especial

Una tarifa más particular, necesitaría aprobación del congreso y/o, que se le abra una investigación a una compañía en dumping, es decir, que se demuestre que la compañía utiliza métodos desleales para competir contra las industrias norteamericanas.

De igual, forma, si Trump logra cancelar el TLCAN, esto marcaría un aumento de los aranceles entre los dos países.  Pero hay que recordar que para renegociarlo necesita la ayuda del congreso, lo cual le podría llevar todo su mandato.

Cualquiera de los dos escenarios anteriores esto significaría una perdida de en las exportaciones y el Producto Interno Bruto que podría llevar a México a una recesión.

¿Cómo puede responder México?

Este es un escenario pesimista, pero México puede responder a estos ataques. Si EUA sube sus tarifas y aranceles, México puede atacar con lo mismo:  Subiendo sus aranceles también. Lo cual marcaría el inicio de una guerra comercial.

Si México exporta productos a EUA, también es un gran comprador de mercancía norteamericana. La guerra comercial afectaría las cadenas de producción en EUA, y  6 millones de empleos que dependen del comercio con México, estarían en grave peligro.

Si bien la guerra comercial afectaría a EUA también, sobre todo con una inflación de los precios de muchos productos, México tiene las de perder, la mayoría de los productos mexicano van al vecino del norte.

Otros de las medidas que el gobierno podría tomar, o utilizar como ficha de negociación, es amenazar a EUA con un flujo mayor de inmigrantes en su frontera.

México podría abandonar el programa del 2014 anti inmigrante (contra centro y sudamericanos) que fue impuesto por presiones del gobierno de Barack Obama. En el cual, México impuso mayores restricciones a los inmigrantes procedentes del sur.

El gobierno podría abandonar parcial o totalmente el programa, permitiendo que más emigrantes llegue a la frontera norte, lo cual es un efecto contrario a lo que busca Trump.

Como vemos, las relaciones diplomática y comerciales no son un juego de suma cero, hay costos y beneficios, pero los primeros se podrían multiplicar por las agendas nacionalistas-proteccionistas, y es algo que talvez veremos a partir del 20 de enero cada vez más.

Te puede interesar:

Querétaro ha recaudado 71 mdp por pago de predial

Otros 4 millones para los diputados

http://alternativo.mx/2017/01/queretaro-ha-recaudado-71-mdp-pago-predial/

Share

Deja un comentario