Opinión | El arte de los padres de formar profesionistas triunfadores

Adriana Olvera Medina
Adriana Olvera Medina

Por Adriana Olvera

Alternativo.mx | Esta semana llamó poderosamente mi atención la noticia que a primera hora leí en Alternativo y demás medios informativos.

Sucede que jóvenes queretanos compiten en el‪ Robot Challenge en Austria, que sin duda y a pesar del poco apoyo que se da a estos talentosos estudiantes son, definitivamente un gran orgullo nacional, y de tal suerte son queretanos y 100 % de la Máxima Casa de Estudios.

Quiero mencionarlo porque es de reconocer que haya jóvenes estudiantes entregados a sus proyectos y a hacer de sus sueños una realidad y de sus esfuerzos y desvelos la plataforma para lanzarse al éxito. Sin duda sus padres también han sido piezas fundamentales en la culminación de esos logros.

A mi Consultoría muy a menudo llegan padres de familia frustrados. Porque los hijos no estudian, sacan malas notas, otros en peor situación, no valoran el esfuerzo de sus padres y dedican mucho tiempo a las redes sociales, al antro, las fiestas y el consumo de alcohol. Pero un buen número es por que estudian lo que sus padres les imponen.

Desafortunadamente los chicos exitosos han sido formados y educados con disciplina, con reglas, con orden en sus tiempos y obligaciones, y quizá sometidos a la presión que les demanda una carrera absorbente de quizá hasta 20 horas de su día. Pero todos ellos tienen en común que están convencidos de dedicarse a esa carrera y hacen todo con pasión y entrega, dejando en segundo término el cansancio y las anheladas horas de descanso para dormir, incluso la diversión.

Otra circunstancia a su favor es que los padres de estos chicos han respetado la elección de su carrera, no les han impuesto ni les han devaluado o subestimado si no estudian una Ingeniería o carrera Médica o “reconocida”, e incluso no les quitan todo apoyo económico como “castigo”  y condición.

Es conveniente que los padres de familia creen conciencia de que un estudiante quizá por su inteligencia será exitoso y económicamente estable, pero quizá también sean personas terriblemente frustradas e infelices, dedicando su vida a algo que hizo felices a sus padres, pero no a ellos.

Conviene orientarlos, pero respetar su elección y apoyarlos de tal manera que nos aseguremos y ellos estén convencidos de que serán los mejores en lo que hagan y a lo que se dediquen. Seguramente nos darán grandes sorpresas, en el área que sean hábiles y les satisfaga, como estos talentosos jóvenes que mencioné al inicio. ¡Reflexionemos!

Adriana Olvera Medina

Terapeuta, Orientadora y Educadora Familiar

e-mail: [email protected]

Fb: Orientación y Educación Familiar

Twitter: @AdrianaOlvera24

Share

Deja un comentario