Querétaro|Manejo eficiente de energía

Por Israel Chávez Pozas

Alternativo.mx|En la naturaleza, los seres vivos tienden a usar los recursos de manera eficiente: toman sólo lo necesario, evitan el desperdicio y no producen contaminación. El ser humano es la excepción.

Al observar la situación actual en el planeta, comprobamos que nuestras actividades generan contaminación y que en general, somos inconscientes en el uso de los recursos naturales. Pero esto puede cambiar.

El objetivo de la eficiencia energética, es actuar con inteligencia: obtener más beneficios usando mejor la energía, en lugar de generar más energía o importar más combustibles. Usar eficientemente la energía es una herramienta que está en nuestras manos para ayudar a disminuir el consumo de energía y disminuir la contaminación del planeta.

Ahorrar energía es dejar de consumir o consumir menos energía. Esto puede significar reducir o dejar de realizar determinadas actividades, para evitar el consumo de energía.

El uso eficiente de la energía es reducir la cantidad de energía eléctrica y de combustibles que utilizamos, pero conservando la calidad y el acceso a bienes y servicios. Gran parte de la energía que usamos se desperdicia por diversas razones. Usar la energía de manera eficiente, es decir con inteligencia, nos permite realizar todas nuestras actividades y ahorrar dinero.

Al usar eficientemente la energía, estamos mejorando las condiciones de vida de nuestras familias, nuestra comunidad y el planeta.

La sustentabilidad se refiere a la administración eficiente y racional de los recursos, de manera tal que sea posible mejorar el bienestar de la población actual sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.

Uno de los principales retos que enfrenta México en materia de desarrollo sustentable, es incluir al medio ambiente como uno de los elementos de la competitividad y el desarrollo económico y social.

Entre los factores clave del desarrollo sustentable, se encuentra el crecimiento poblacional, la demanda energética, el cambio climático, la escasez de recursos, del agua y el manejo de residuos.

Los Beneficios para las personas del uso eficiente de energía, reduce los gastos en energía en los hogares y en las empresas; reduce el impacto de tus hábitos de consumo sobre el medio ambiente y reduce los costos de producción, mejorando la competitividad de las empresas.

Los Beneficios para la sociedad, permiten ahorrar energía y disminuir la dependencia energética; reduce el daño ambiental y la contaminación, mejora la calidad del aire, lo que significa menores daños a la salud y Mejora la seguridad en el Abastecimiento.

Los Beneficios para el planeta, serán el menor uso de recursos naturales; reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y menor contaminación.

Existen muchas medidas para usar la energía de manera inteligente y eficiente, pero hay que empezar con acciones que logran mucha eficiencia y que requieren poca inversión. Las medidas deben priorizarse de acuerdo al ahorro que producen, al costo de implementarlas y al tiempo que tardamos en recuperar el costo de la inversión realizada. Las mejores medidas son las que permiten mayor ahorro de energía a más bajo costo.

Te proponemos algunas acciones que permiten ahorrar hasta un 20% de la energía que consumimos a diario. Una vez realizadas estas acciones prioritarias, y logrado un cambio de hábitos, se pueden seguir realizando nuevos planes de eficiencia energética.

Lo primero es informarse sobre el consumo energético de cada uno de los aparatos que usamos y calcular el costo de nuestros hábitos.

Lo segundo, se recomienda cambiar los hábitos de consumo no tienen costos y produce un gran ahorro, entre 10% a 20%, y beneficios inmediatos.

El cambio de hábitos es importante, porque, aunque posea equipos modernos o acceda a nuevas tecnologías, si no los usa bien consumirán más energía innecesariamente.

Invertir un poco para ahorrar energía, una vez aplicadas las medidas de menor costo, es posible pasar a una segunda etapa con medidas de costos relativamente bajos, que se recuperan en menos de un año con los ahorros generados.

[email protected]

 

Share

Deja un comentario