Dile sí a la vida

felicidad-o-placer

Alternativo.mx/En la actualidad hay muchos casos en los que personas de todas nacionalidades , edades, posición social, solteros, casados, padres , madres , hijos, han decidido tomar como respuesta a los problemas y conflictos de la vida el suicidio.

El proceso en la toma de esta decisión que marca a toda una familia y a la sociedad es lento, doloroso y casi imperceptible.

Pero ¿qué lleva a una persona a quererse quitar la vida? Las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo de suicidio.

Los suicidios cobran un costo alto. Más de 900 mil personas mueren cada año por suicidio, y esta es la segunda causa principal de muerte entre personas de 15 a 29 años de edad. Hay indicios de que, por cada adulto que se suicidó, posiblemente más de otros 20 intentaron suicidarse. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es importante saber que sólo un escaso número de suicidios se producen sin aviso. La mayoría de los suicidas dan avisos evidentes de sus intenciones. Por consiguiente, deben tomarse en serio todas las amenazas de autolesión. Además, la mayoría de las personas que intentan suicidarse son ambivalentes y no buscan exclusivamente la muerte.

Muchos suicidios se producen en una fase de mejoría, cuando la persona tiene la energía y la voluntad para convertir sus pensamientos desesperados en una acción destructiva. No obstante, una persona que alguna vez haya tratado de suicidarse no tiene por qué estar necesariamente siempre en riesgo. Los pensamientos suicidas pueden reaparecer, pero no son permanentes y en muchos casos no vuelven a reproducirse.

Debido a que es un problema grave de Salud Pública, el suicidio requiere nuestra atención, pero desgraciadamente su prevención y control no son tarea fácil. La investigación más reciente señala que la prevención del suicidio, si bien es posible, comprende una serie de actividades que van desde la provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de los jóvenes y los niños, el tratamiento eficaz de los trastornos mentales, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo.

Signos de alerta

Cuando una persona que tiene una profunda pena personal y  con frecuencia tiene dificultad para hablar sobre ello, puede estar atravesando por un proceso depresivo que puede ponerlo en riesgo.

Los pensamientos suicidas pueden venir de problemas con amigos, familiares o de la escuela, y que son muy difíciles de soportar.

Los sentimientos internos de tristeza y depresión pueden hacer que las personas jóvenes se sientan solas, fuera de control y desesperadas.

Si la persona en cuestión  dice que él quiere suicidarse o hace un testamento y empieza a regalar sus cosas favoritas.

Si hay cambios de humor súbitos como una felicidad extrema y después de un tiempo de estar con depresión y tristeza, así como si ha presentado intentos de suicidio anteriores.

Se calcula que cada año se cometen 900 mil suicidios a nivel mundial. Esto significa una muerte cada 40 segundos. El suicidio se encuentra entre las tres primeras causas mundiales de muerte en personas de 15 a 44 años.

 Fuente: OMS

Share

Deja un comentario