“Un Viaje a Macondo” en la Ciudad de México

GABRIEL-GARCIA-MARQUEZ-OKPor Dany García

Argonmexico /  Este domingo, jóvenes, comunicadores, intelectuales y todos aquellos que gustan de la obra del Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, se dieron cita en el Museo de la Ciudad de México para realizar “Un Viaje a Macondo”; a esta misma cita llegó el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, quien junto con el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, coordinador de Asuntos Internacionales, se sumaron a un tributo que se rindió al célebre escritor de origen colombiano, con la lectura continúa de su obra emblemática “Cien Años de Soledad”.

El “Viaje a Macondo”, pueblo mágico que el novelista y también periodista brindó al mundo con la publicación en 1967 de Cien Años de Soledad, lo inició alrededor de las 11:00 horas Gonzalo García Barcha, hijo menor del escritor fallecido el pasado 17 de abril. Después, tocó turno al secretario de Cultura del Distrito Federal, Eduardo Vázquez Martín.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía, hijo de José Arcadio, recuerda aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”, leyó el hijo del Nobel durante el homenaje en el que dijo sentirse “muy emocionado y agradecido”.

En una atmósfera ambientada por papalotes pintados con formas de mariposas amarillas en el Patio Central del recinto, Miguel Ángel Mancera inició también su lectura a partir de la página 30. Los asistentes recrearon -en la medida en que se realizaba esta lectura- a Francisco El Hombre; “… porque derrotó al diablo en un duelo de improvisación de cantos, y cuyo verdadero nombre no conoció nadie…”.

Durante su participación, el Jefe de Gobierno leyó el fragmento que narra cuando Úrsula, esposa de José Arcadio, se entera de la muerte de su madre gracias a Francisco El Hombre.

Tocó turno entonces al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, para después dar la palabra a la Coordinadora Ejecutiva del Antiguo Colegio de San Ildefonso, Bertha Cea Echenique y enseguida al poeta José María Espinosa, actual director del Museo de la Ciudad de México.

Previamente habían desfilado en la lectura de esta historia, el escritor y catedrático Juan José Reyes; Inti Muñoz, director del Fideicomiso del Centro Histórico, miembros del Club de Lectura: “Las Aureolas”, que fundó el poeta ya también fallecido Alejandro Aura; así como integrantes del Instituto de la Juventud (Injuve DF) y del Programa “Prepa Sí”.

También participaron los secretarios de Finanzas, Édgar Abraham Amador Zamora; de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski; y la Coordinadora General de la Autoridad del Centro Histórico, Alejandra Moreno Toscano.

El secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, comentó que la pasión y emoción despertados tras la sensible muerte de García Márquez expresa el gusto por la lectura de los capitalinos, así como de una sociedad que lo ha leído, amado y hecho suya su obra; “pese a que existen problemas de lectura y hace falta que la población lea más, también es cierto que somos una sociedad de lectores y la de México es una urbe de lectores”, aseguró.

Al término de esta lectura continua de Cien Años de Soledad, el homenaje a Gabriel García Márquez siguió con la interpretación de música de vallenato, su preferida y fue el grupo “Estrellas Vallenatas” quienes entonaron El corazón de MacondoEl almirante PadillaTe amo a tiEl testamentoMariposas AmarillasColombia tierra queridaObsesiónLa vieja SaraEl Vallenato Nobel Gabo no va a Cartagena.

Share

Deja un comentario