Reforma hacendaria y sus implicaciones

www.vertigopolitico.com
www.vertigopolitico.com

La Reforma Hacendaria presentada por Luis Videgaray ante el Presidente de la Cámara de Diputados Ricardo Anaya, pretende ser la cimiente de la justicia económica en donde se supone que los que más tienen tendrán que pagar más, sin embargo, este supuesto se queda sólo en eso, en supuesto.

De aprobarse en su totalidad, los ciudadanos comunes comenzarán a pagar el IVA en bebidas azucaradas (excepto en leche y jarabes para la tos), comida para perros y hasta en chicles.

Mientras la expectativa se centraba en la posibilidad de gravar alimentos y medicinas, la audacia y el colmillo político de los orquestadores de la nueva reforma, llevaron al límite la propuesta suponiendo que aquellos que llevan a sus hijos a una escuela privada, pueden y deben pagar el IVA sobre las colegiaturas.

La propuesta de reforma pretende, aunque sus pretensiones queden muy lejos de atender las necesidades reales de los mexicanos. ¿Acaso todos aquellos que tienen a sus hijos en escuelas privadas son miembros de las clase alta? ¿no será que muchos padres de familia buscan una educación de calidad, alternativa que no ha sido satisfecha por el estado? tenemos que reconocer que México dista mucho de ser un país de clase alta, es más bien un país en cuyo territorio parece multiplicarse la pobreza.

Los aumentos paulatinos pero permanentes a la gasolina de 6 a 8 centavos mensualmente, la aseveración de que si puedes tener una mascota tienes “capacidad contributiva” y por lo tanto tendrás que pagar el 16% en su alimento y adquisición.

Así como la posibilidad de deducir tan sólo el 10% de tu ingreso total anual si eres un profesionista independiente, son algunas de las “sorpresas” encapsuladas en una reforma hacendaria que pretende izar la bandera de la justicia social, en este, nuestro México.

Con información de redeselquintopoder
Jessica Caballero

Share

Deja un comentario