Mr. Nice

Mr Nice
Mr Nice

La película Mr. Nice, se acaba de estrenar en las salas de toda España y viene precedida por una campaña impagable en los medios, suscitada por la visita de Howard Marks a Barcelona y por la cata legal de marihuana que se ofreció en la rueda de prensa que el ex narcotraficante organizó.

La historia de Howard Marks es realmente increíble: nacido en Gran Bretaña en 1945, y triplemente licenciado en ciencias naturales, física y filosofía de la ciencia, empezó a traficar con cannabis y hachís llegando a controlar el 10% del tráfico global de estas sustancias. Al parecer, en la cúspide de su carrera, contaba entre sus contactos con la CIA, el IRA, el M16 o la Mafia, y presume de nunca haber dado el salto a la droga más dura. Detenido en 1988 en su casa de Mallorca y deportado a los EEUU, cumplió una pena de siete años y salió con su famosa biografía debajo del brazo. Este libro ha sido traducido a muchos idiomas y la película se basa en las historias en él contadas.

La presentación de esta película (en la que participan Elsa Pataky y Luis Tosar) ha vuelto a poner en el candelero temas que nunca dejan de estar de actualidad: la ilegalidad de la marihuana, su uso medicinal o su libre comercio (páginas web como zamnesia.es pueden vender dentro de la legalidad y además ofrecen accesorios y toda la información necesaria). Quizás esa es la razón por la que Howard Marks tiene ya un halo mítico, como si fuera una especie de Robin Hood con ideales. En un mundo cada vez más globalizado, las rendijas de lo legal y lo ilegal están más difuminadas que nunca. Por eso es interesante ver cómo funcionaba el tráfico (como funciona todavía en aquellos países en los que no es legal) y confrontarlo con el libre comercio de semillas de marihuana presente en la red en países como España donde es legal cultivar marihuana para consumo propio.

Share

Deja un comentario