Vuelve la Caribbean Poker Party con nueva ubicación y más de $10,000,000 en premios

Una cita ineludible para los amantes de los naipes de todo el mundo.

Vuelve la Caribbean Poker Party con nueva ubicación y más de $10,000,000 en premios.

Se confirma una nueva edición de un campeonato que se establece como una cita ineludible para los amantes de los naipes de todo el mundo. La Caribbean Poker Party se presenta como la fiesta del “poker en el paraíso”. Nueve días de competencia en el corazón del Caribe que repartirán más de 10 millones de USD$ sólo en el torneo principal.

Después de Punta Cana acogiese las últimas ediciones de este campeonato, la Caribbean Poker Party abandona la República Dominicana para instalarse en el nuevo destino de moda del Caribe: el resort Baha Mar en Bahamas.

Situado en la isla de Nueva Providencia, cerca de la capital del país, Nassau, este nuevo resort apenas cuenta con unos meses de vida, aunque está llamado a convertirse en uno de los grandes destinos turísticos de la zona. El proyecto se inició en 2010 pero cuando estaba a punto de finalizarse, tuvo que paralizarse por problemas con los inversores iniciales. La actividad fue retomada después de que entrase en acción la compañía hongkonesa Chow Tai Fook Enterprises. De la financiación se encargaría el China Exim Bank y de la obra China Construcción América. Así, Baha Mar supone un hito histórico al incorporar a China como uno de los grandes países interesados en el desarrollo hostelero y turístico del Caribe. Con este fin, China Construcción América desembarcó en Panamá en 2015, no sólo para invertir en Bahamas sino también con interés en otras zonas del Caribe y Latinoamérica, incluyendo el Golfo de México.

Una vez finalizado, el resort incluye tres hoteles que ofrecen unas 2,200 habitaciones, 284 residencias privadas, un campo de golf y un casino, entre otras facilidades. Será en ese casino donde se celebre la próxima Caribbean Poker Party entre el 9 y el 18 de noviembre.

Para la edición de 2018 se duplica el premio en el evento principal, que pasa a ser de $10,000,000 garantizados. A esto hay que sumarle las nada desdeñables recompensas de otros torneos que se incluyen en este campeonato. El año pasado, el canadiense Sam Greenwood se llevó un premio de $1,000,000 al imponerse en el torneo principal, que contaba con un total de $5,000,000 asegurados a repartir; como decíamos, este año el monto se duplica. Otros ganadores fueron el español Adrián Mateos, con un premio de $250,000 en el torneo $5,300 MILLIONS Finale, o el estadounidense con residencia en Puerto Rico Chris Hunichen, que logró $400,000 en el $25,500 Super High Roller.

La asistencia de masajistas se hace necesaria tras días de intensa competencia. Imagen del Caribbean Poker Party 2017

El mexicano Josafat Cruz alcanzó una notable posición 14 en el evento principal de la Caribbean Poker Party 2017, situándose como el mejor latino del torneo sólo por detrás del brasileño Felipe Mojave, que fue quinto. Cruz se llevó a casa un premio de $38,000 y mejoraba los resultados de los mexicanos en la edición anterior. En 2016 también hubo un azteca entre los primeros puestos de un torneo internacional que cuenta con cientos de participantes; José Rafael Ruiz Domínguez logró un premio de $10,000 al quedar en el puesto 35 del evento principal.

A día de hoy los jugadores mexicanos todavía están lejos de alcanzar la élite del poker mundial, aunque sí hay algunos que destacan a nivel regional. Juan Carlos Alvarado es el mejor situado al formar parte del Top 10 de jugadores de América Latina. Pero también podemos presumir de los mexicanos de “adopción”. En estos momentos, según la publicación GlobalPokerIndex, el mejor jugador del mundo en la modalidad de poker presencial (la tradicional) es Stephen Chidwick, un británico afincado en Playa del Carmen.

Es muy probable que Chidwick sea uno de los presentes en la Caribbean Poker Party 2018 del mes de noviembre. La participación para este campeonato está abierta a cualquier persona. El boleto o “buy-in” para el evento principal es de $5,300, pero existe una opción mucho más económica para los más habilidosos.

En los meses previos al campeonato se realizan una serie de torneos “satélite”, como si fuera la fase de clasificación del Mundial de fútbol. Se trata de un campeonato que se lleva a cabo en las mesas virtuales de PartyPoker, uno de los organizadores de la Caribbean Poker Party. La competición consta de tres niveles, y la entrada inicial es de tan sólo $0,25. Si se supera esta primera etapa, se disputarán los cuartos de final (buy-in de $11); los que avancen pasan a semifinales ($109) y los mejores juegan la final ($1.050). Los ganadores consiguen un paquete que da acceso no sólo al evento principal del torneo de noviembre, sino también 9 noches de hotel a media pensión para dos personas en Baha Mar, $2,000 para el vuelo a Bahamas y $1,000 de crédito para el resort.

Máxima expectación y atención en el Caribbean Poker Party 2017

Share

Deja un comentario