Nuestra alianza es por el Sinaloa que todos queremos: Cuén

Por David Uriarte y Francisco Javier Aragón

Alternativo.mx / Más allá de los 300 mil votos que se propone conseguir en las elecciones del primero de julio, el Partido Sinaloense (PAS) busca ser parte de la toma de decisiones que hagan posible desterrar violencia e inseguridad, pobreza y falta de oportunidades, tanto en Sinaloa como en el resto del país.

Héctor Melesio Cuén Ojeda, presidente estatal del PAS y precandidato al Senado por Movimiento Ciudadano –de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC-PAS)— destaca que sólo sumando se consolidan los proyectos ciudadanos, y además considera que “la madre de todos los males” es la corrupción que emana de los propios gobiernos, que hacen uso clientelar del erario público en tiempos político-electorales.

-¿Qué busca el PAS y Héctor Melesio Cuén con esta coalición?

“Para llegar a los espacios donde se toman las grandes decisiones, forzosamente se debe trabajar mucho en la búsqueda de los votos. Nosotros hacemos estas alianzas porque queremos llegar a esos espacios donde se toman las grandes decisiones, porque nosotros no estamos de acuerdo con lo que está pasando”.

-¿En qué coinciden los partidos de esta alianza político-electoral?

“Nosotros coincidimos en este momento en que no estamos de acuerdo como se está dando las cosas, particularmente la pobreza, la desigualdad social, la violencia, la falta de crecimiento económico, empleos y oportunidades para los jóvenes, entre otras cosas, y esto se debe a que ha habido malos gobiernos”.

-¿Malos gobiernos, por ineptos o por corruptos?

“Es más lo segundo, que lo primero, porque han tenido mucha habilidad para ser corruptos. El último dato que dio Coparmex es que la corrupción representa el 10 por ciento del producto interno bruto del país, esto significa 7.1 billones de pesos, aunque pudiera ser más. Así que esos malos gobiernos se deben a personas que aportaron recursos precisamente para que llegaran y lo hicieron comprando votos, de tal manera que no hay compromiso con la gente, y es por ello también que no nos va bien a los ciudadanos.”

-Violencia e inseguridad, otros males…

“La violencia el indicador principal para poder valorar a los gobiernos. Y recordemos que tan sólo en este sexenio federal se llevan más de 100 mil asesinatos y tan sólo el 2017 que recién concluyó se habla de que hubo más de 20 mil homicidios dolosos, aunque algunos dicen que son más de 30 mil.”

-Y la pobreza…

“En lugar de atacar la desigualdad social, el dinero del gobierno ha sido usado como ‘clientelar’, porque a la gente no se le enseña a pescar sino que se le da el pescado. Por eso necesitamos mejores gobiernos, y es el incentivo que nosotros tenemos como coalición (Por México al Frente) para competir de manera conjunta”.

-De todo eso, ¿cuál es principal problema en este momento?

“Lo principal es que quieren atacar la violencia con más violencia. Hay mucha inversión en seguridad, pero de manera improvisada, de urgencia, porque el problema ya se tiene, y lo otro es andar haciendo remiendos. Un gobierno que quiere acabar con esto, o por lo menos disminuirlo, necesita tener un proyecto a mediano y largo plazo. Las cosas no se dan de un día para otro. Para poder que México tocara fondo se tardaron muchos años, para poder salir también.

Esto es como tener un drogadicto: para tocar fondo se tardó tiempo y para sacarlo del problema no sólo es encerrarlo sino apoyarlo desde la familia, la solidaridad y que lo atienda un profesional, medicamentos… no sólo es decirle ya no lo hagas, sino ayudarlo desde el plano multifactorial.”

-¿Cómo se puede atacar el problema de la inseguridad?

“Aquí el principal tejido social es la familia y principalmente en las niñas y los niños, pero también los centros de educación deben ser de calidad y donde se formen hombres y mujeres que tengan grandeza en el futuro. El gobierno aquí debe cumplir con el cometido de salvaguardar el patrimonio y generar empleo suficiente para incorporar a esos miles de jóvenes que salen de las escuelas. Tenemos que buscar que los jóvenes tengan acceso a la academia, la cultura, el deporte, sobre todo a ese anhelado crecimiento económico y que los jóvenes no se vayan por el camino equivocado”.

 

 

Share

Deja un comentario