Neuropolítica | La psicología del voto

Por David Uriarte

Alternativo.mx / Los gobernados eligen a sus gobernantes, pero los gobernantes designan a sus funcionarios, y aunque todos son servidores públicos, los puestos de elección popular representan la nata del poder político.

En México, el único camino para ser presidente de la República, gobernador, senador, diputado federal o local, o presidente municipal, es por la vía democrática, es decir a través del voto.

El voto representa más que la conciencia, el interés del votante. Bajo esta hipótesis, tanto la conciencia como el interés son los objetivos psicológicos de los candidatos a puestos de elección popular.

Si se promueve un grado de conciencia más profundo entre los electores, quizá se induzca una revuelta social, pero si promueven la teoría de Abraham Maslow, la jerarquía de las necesidades humanas y se ocupan del funcionamiento biológico de las personas, seguridad física, seguridad en el empleo, seguridad de sus recursos, de su familia, de su salud de su propiedad, de su vida de relación tanto afectiva como sexual, de su confianza, respeto, éxito, resolución de problemas o autorrealización, las cosas cambiarían diametralmente.

Los intereses primordiales del humano son su instinto de conservación y su instinto de reproducción, por eso, las personas buscan en principio su seguridad y en consecuencia la construcción de una familia.

La preservación de la vida, su integridad física y la seguridad de sus bienes, así como la garantía de una vida decorosa para la persona y su familia, son las prioridades o jerarquías de las necesidades humanas.

En esta psicología del voto, tanto el político como el elector pueden hacer una amalgama o sinergia donde todos ganan.

Las necesidades básicas de la familia parten de la alimentación, techo, vestido, salud, educación, seguridad y bienestar. La macroeconomía y el desarrollo sustentable son temas importantísimos, pero tener qué comer, dónde guarecerse del frío, estar saludable, tener una escuela para tus hijos, un ingreso seguro, seguridad social, y seguridad pública, son las coberturas básicas que debe revisar cualquier candidato que busca verse favorecido con la decisión del votante. Esta es la psicología del voto.

Share

Deja un comentario