Algunos juguetes pueden representar riesgos para la salud de niñas y niños

Alternativo.mx | En la temporada navideña las niñas y niños suelen recibir juguetes como regalos, algunos de los cuales pueden representar un riesgo para la salud por estar elaborados con sustancias tóxicas, como plomo y solventes orgánicos contenidos en la pintura que los recubre o que forman parte intrínseca del artefacto.

Los niños pueden entrar en contacto con el plomo u otras sustancias tóxicas al ingerir, chupar, inhalar un olor fuerte o al tocar un juguete con este metal, que puede irritar la piel solo con manipularlo o dejando residuos en las manos de los niños y que posteriormente se las lleven a la boca.

“La intoxicación por plomo en niños puede ocasionar problemas con el crecimiento, comportamiento y capacidad de aprender”, puntualizó la Secretaría de Salud del gobierno de Querétaro.

Por esa razón, la dependencia estatal vigila que los juguetes que se comercializan en el estado cumplan con las especificaciones normativas, establecidas en la Ley General de Salud y en la Norma Oficial Mexicana: NOM-252-SSA1-2011, Salud ambiental, Juguetes y artículos escolares, Límites de biodisponibilidad de metales pesados, Especificaciones químicas y métodos de prueba.

Cuando se compra un juguete es importante revisar que cuente con etiqueta, la cual debe incluir nombre, denominación o razón social y domicilio fiscal del fabricante o responsable de la fabricación para productos nacionales. En el caso de productos importados, deben contener nombre, denominación o razón social y domicilio fiscal del importador, así como leyendas que identifiquen el país de origen del producto.

También es importante verificar que el juguete cuente con la leyenda o símbolo que indique la edad del consumidor recomendada, solo por el fabricante, para su uso. Asimismo, la información en la etiqueta debe ostentarse de manera tal que el tamaño y tipo de letra permitan al consumidor su lectura y estar en idioma español.

Siempre hay que elegir juguetes tomando en cuenta que deben ser acordes a la edad del niño o de la niña y que la pintura que la recubre no debe desprenderse fácilmente; verificar que los juguetes no emitan un olot fuera de lo común

Además es necesario supervisar el juego para evitar que los niños y niñas se puedan lastimar o ingerir de manera accidental algún juguete o parte de él; verificar que los juguetes no emitan un olor fuera de lo común, entre otras alertas.

Share

Deja un comentario