Radiografía de un legislador: Robespierre Lizárraga Otero

PAS

Por David Uriarte Gastélum

A sus 33 años, el diputado de la 61 legislatura de Sinaloa, miembro de la bancada del Partido Sinaloense, Robespierre Lizárraga Otero, revela parte de su historia.

Probablemente su primera representación social fue siendo jefe de grupo en primero de secundaria donde después presidió la sociedad de alumnos.

Robespierre Lizárraga fue consejero técnico en la prepa Zapata de la UAS, cargo que repite en la Facultad de Derecho de la Casa Rosalina.

A los 25 años concluye su maestría en Derecho Electoral y se incorpora como maestro de la Facultad de Derecho de la UAS.

 

¿Quién descubre la potencialidad de Robespierre?

En el 2010, Jesús Madueña Molina, descubre las potencialidades del joven Robespierre e influye para que se convierta en el secretario particular de Héctor Melesio Cuén, quien por esas fechas era candidato a la alcaldía de Culiacán.

La destacable disposición para el trabajo, su facilidad de palabra y claridad en las ideas, hizo que políticos experimentados se fijaran en él.

Dos cosas resaltaban en su época de aspirante a la política, no estorbar y ser prudente, cualidades que aún privilegia.

 

Robespierre: origen, crianza y convicciones

No hubo padre, pero hubo dos madres. Su madre una mujer trabajadora, líder en el ramo de las ventas y su abuela, una mujer dedicada al cuidado de la familia.

¿Será un sueño?

Fueron las palabras de su madre cuando pasó por ella el día de la toma de protesta como diputado de la 61 legislatura del estado de Sinaloa.

“Para mi mamá es un triunfo ante la vida que yo sea gente de bien”.

Al preguntarle sobre su futuro inmediato, no duda en responder, “hacer un papel relevante como legislador” con dos temas principales: educación y jóvenes.

Robespierre considera que invertir en educación es la mejor forma de solucionar los principales problemas que vivimos como sociedad.

“Se tiene que invertir en infraestructura y regresarle a los maestro su autoridad moral, su honorabilidad.

“Es muy importante fortalecer la figura del maestro, así como la del policía”.

Habla de la reforma constitucional en materia de Derecho Electoral en Sinaloa, donde la reelección, la concurrencia de elecciones federales y locales, la duración en los cargos de elección popular en 2016 y la duración de las campañas políticas, reflejan iniciativas de su partido.

Señala también que es lamentable que no se haya aprobado la revocación de mandato que proponía su partido ya que es una figura que “empodera al ciudadano con la facultad de remover de su cargo a los servidores públicos que no están cumpliendo su compromiso con la sociedad”.

 

Risas y sueños

Era necesaria la pregunta ¿te ves como Presidente Municipal de Culiacán? La respuesta que pudo haberse abreviado en un sí, se diluyo en risas y palabras que hilvanaban un discurso temeroso y cuidado.

Aún no se reponía del aprieto intencionado cuando le pregunte ¿te ves como rector de la UAS?

Aquí el cerebro lo llevó a buscar una salida cognitiva aunque las emociones le cobraron la factura y enrojeció de su cara, esbozó una sonrisa, miro al horizonte y luego estructuró un discurso donde citó la frase de José Ortega y Gasset, “yo soy yo y mis circunstancias”.

Share

Deja un comentario